viernes, 7 de julio de 2017

Entrevista a Cristina Selva

Entrevista a Cristina Selva


Hace tiempo que quería hacerle una entrevista a esta autora y por fin ha llegado el momento. Muchas gracias Cristina por someterte a mis preguntas.

Faltaría más, el placer el mío, estoy encantada.


Podría poner tu biografía como presentación, pero prefiero que te presentes tú. Háblanos un poco de ti y de tus obras. ¿Qué nos vamos a encontrar en ellas?

Soy periodista, madre, esposa, amiga, escritora, etc… y no necesariamente en ese orden. Me dedico a la comunicación institucional y a las redes sociales, a mi familia y siempre que puedo a escribir. De hecho, si no escribo le falta algo a mi vida. Lo hago desde niña, pero no fue hasta pasados los veinte cuando construí mi primera novela en serio: Desde el Mar, que quedó finalista del Premio Nostromo y que se publicó en 2012.

Así, ya llevo tres novelas románticas:

Desde el Mar Histórica, juvenil y de aventuras. Es la historia de una niña que viaja con su madre a las colonias españolas en América y durante el viaje conoce a un joven y enigmático capitán de mirada cristalina como las aguas que navega del que ya nunca se va a poder olvidar. Hay romanticismo, aventuras, un tesoro… este libro sigue gustando mucho después de tanto tiempo.

Corazón de Acantilado Romántica, adulta, contemporánea aunque hay dos historias de amor paralelas y se llevan 50 años de diferencia). Esta novela la escribí con mucho cariño, en un momento en el que estaba guardando cama por largo tiempo y todos me trataron con mucho amor. Para mí no fue pasarme un mes en la cama, sino pasar un mes en un pueblito delicioso de la Costa da Morte en Galicia. Evasión total dándole a las teclas doce horas diarias. Para mí es la novela que ha madurado mejor.

Beach Kiss Juvenil, new adult, romántica. Es la historia de una chica que en lugar de ir de vacaciones a Marbella donde le esperan sus amigas de siempre, por motivos laborales de su padre se ve obligada a pasar el verano entero en un pueblecito perdido de la costa  mediterránea. Al principio está desesperada pero ese verano será único porque conocerá a personas muy interesantes, el amor, se adentrará en las primeras experiencias íntimas y se lo pasará de muerte con los nuevos amigos que va conociendo poco a poco.


Lo último publicado ha sido un cambio radical de registro, que en realidad ya estaba presente en mí. Se titula Crudos, Sucios, Sangrientos, es un libro disparatado de relatos irreverentes de terror que he escrito a medias con un compañero y amigo, también periodista y escritor, al que le va más este género. He de reconocer que me he divertido muchísimo a lo largo de su desarrollo y que hay cuentos muy buenos en sus páginas. Eso sí, no se sabe qué cuento es de cada cual porque jugamos con el lector a ver si es capaz de adivinarlo. Hasta ahora nadie lo ha hecho y vamos por la tercera edición.



Tus obras son muy diferentes entre sí, ¿qué género disfrutas más escribiendo? ¿Y qué género no escribirías nunca?

La verdad es que sí que son diferentes. Me gusta cambiar y no hacer siempre lo mismo, por eso a veces los lectores se pierden un poco conmigo. Pero nunca engaño, siempre defino bien lo que se puede encontrar en cada uno de mis publicaciones. He disfrutado al máximo cada uno de los libros que he escrito.
Beach Kiss, por ser uno de los más recientes, me trasladó directamente a los veranos de mi adolescencia, con los amores, las fiestas en la playa y las locuras que hacíamos. Fue como quitarme varios años; y volver a ser joven siempre viene muy bien, te trae energía; así que lo disfruté especialmente.
No hay ningún género que no escribiría nunca. De hecho, me encantaría tocar todos los palos, aunque no es tarea fácil.


¿Escribes pensando en quién te lee? ¿En lo que piensas que gustará?

Al principio solo pensaba en lo que a mí me gustaba escribir, pero cuando llevas varios libros a tus espaldas y hay un grupo de lectores que te sigue es inevitable pensar en si les gustará o no lo siguiente. En cualquier caso, creo que las personas tenemos muchas capas y aristas, somos diferentes en cada momento y vamos evolucionando con el tiempo. Y a la escritura que te acompaña le sucede lo mismo.
Procuro disfrutar con lo que escribo para que al lector le trascienda ese disfrute, y para ello necesito sentirme libre de escribir, no ya lo que quiera, sino lo que los personajes me van mostrando. Yo no soy la que crea, son ellos, siempre, así es mi proceso creativo.

¿Cuál piensas que es tu público?, si tuvieras que describir su perfil.

Escribo tantas cosas y tantos géneros que no creo que tenga un perfil de lector predeterminado. Para mis novelas románticas veo que quien más me lee son las mujeres a las que les gusta este tipo de género, pero a la vez tengo lectores hombres que también me han dicho que les ha gustado.
Beach Kiss, por ejemplo, va dirigida a un sector juvenil muy definido, y a los adultos a los que les guste leer novelas juveniles, claro está.
Sin embargo, el lector de Crudos, Sucios, Sangrientos es más un perfil de persona a la que le gustan las historias de terror, ciencia ficción o realismo sucio.
Como ves, cada libro tiene su público.

Hablemos un poco de inspiración, ¿en qué momento del día estás más inspirada para escribir?

Me paso el día escribiendo en mi mente, aunque no lo pase a papel o pantalla. Siempre estoy ideando e incluso narrando. No me importa el momento, cuando tengo tiempo me siento a escribir y procuro sentirme inspirada, que suele suceder a los cinco minutos de comenzar a teclear.


¿Tienes alguna persona (amigo, familiar...) de quién te importa la opinión sobre tu obra por encima del resto?

De mi familia más cercana: esposo, padres, hermana… también de mis suegros, pero igualmente me siento libre de escribir lo que toca en cada momento. Sé que algunos relatos de Crudos, Sucios, Sangrientos no han gustado a mi familia, pero ¿qué le voy a hacer? ¡Esas historias no merecen quedar en el olvido! ¡Se lo debo a los personajes!

Como lectora, ¿qué es lo que sueles leer?

Leo de todo, adoro las novelas completas que tienen un poco de todo: amor, intriga y una trama interesante. He leído mucho a Pérez Reverte, Scott Fitzgerald y al maestro García Márquez. También leo bastante ensayo y cuentos, creo que los relatos son ideales porque condensan la fuerza de una buena historia en pocas páginas y cuando no tienes tiempo son ideales. A veces le doy a la poesía y, por supuesto, mucha prensa. También leo mucho (de más) las etiquetas de los productos que consumo. (Se ríe).

No solo de la literatura vive el hombre. ¿Qué más haces en tu vida? (Hobbies, trabajo...)

Trabajo como periodista en gabinetes de comunicación y llevo cuentas de redes sociales y contenido para blogs. Mis gemelas me absorben gran parte del tiempo pero lo disfruto. Me chifla tirarme todo un domingo leyendo un buen libro, nadar, el submarinismo y la naturaleza en general. También suelo disfrutar enormemente de los placeres sencillos como un rato con los amigos, una conversación interesante, una cerveza fresquita o un día de lluvia. Y viajar… sobre todo viajar…

Te conocí en el primer Murcia Romántica y este año no he podido asistir, ¿qué tal ha estado este segundo encuentro literario? ¿Con qué te quedas de él?

A mí me ha encantado porque el oficio de escritor siempre es muy solitario y piensas que determinadas cosas, como los bloqueos, las decepciones, las malas críticas, sólo te pasan a ti; pero cuando pones en común las inquietudes con las compañeras te das cuenta de que no estás sola en el universo de la escritura.
Aunque yo destacaría de este tipo de encuentros el contacto directo con los lectores y los blogueros. Ellos sí que te dicen la verdad, sois los mejores críticos y creo que nuestro futuro está en vuestras manos.
Del encuentro de Murcia destacaría sobre todo la organización y el buen rollo que se respiraba. Me encantó.

Ya algo más generalizado, ¿qué opinión tienes de los eventos literarios en general?

No he ido a muchos, soy un poco tímida y me cuestan un poco, pero creo que hay que estar porque siempre conoces a gente interesante y aprendes cosas nuevas. Además, te das a conocer y tus libros están expuestos, siempre vendes algunos y que alguien se interese por tus humildes letras te hace sentir agradecida.
A veces, en los eventos, repetimos temas, pero no es ni más ni menos que lo que nos preocupa al sector en general. El debate siempre enriquece.

Y por último, ¿cuáles son tus próximos proyectos? ¿Qué tienes en mente ahora mismo?

Acabo de poner un final a una novela adulta con escenas un poquito subidas de tono pero sin llegar a ser erótica. La protagonista es una mujer muy singular que decide tomarse unas vacaciones en un paraíso perdido en mitad de los Pirineos. Trata sobre todo de seducción, porque el muchacho en cuestión se le resiste bastante. Y también de cómo nos tratamos a nosotros mismos y cómo el subconsciente nos juega malas pasadas. En la novela hay un límite difuso entre realidad y fantasía que el lector no tendrá muy claro hasta casi el final. Pero no sé cuándo se publicará.  Ahora estoy con una novela de acción y misterio bastante más compleja de lo que he escrito hasta ahora y se me está resistiendo un poco. Pero si logro terminarla va a ser una buena novela, creo.

Mil gracias por darme esta oportunidad.
Un abrazo inmenso.

Estoy en redes y por aquí: